19 noviembre 2015

Viaja a 3 sitios para encontrarte contigo mismo



Cuando emprendes un viaje es una forma de conocer nuevos horizontes y divertirte. No obstante, sucede que en determinados lugares a los que llegamos nos sorprendemos por completo al descubrir otra cultura o forma de vida. Así en vez de recuerdos y fotografías, nuestro equipaje de regreso se llena de pensamientos y formas de pensar. Para que esto suceda, antes es necesario pasar sin temor la popular zona de comodidad que llevamos para dar el primer paso para perdernos. Si no nos perdernos no existe encuentro. A continuación te enseñamos 3 lugares ideales para encontrarte contigo mismo: 

1. Marruecos: En Marruecos todo es un aprendizaje, desde el instante en que el primer vendedor te recibe con su Inshallah, esa expresión que deja todo en manos de la providencia, hasta las risas de los niños frente a tu angustia. Marruecos es una nación en la que existencia se disfruta con tranquilidad, sin afanes de ninguna clase. En cualquiera de sus pueblos es posible disfrutar del aroma del té de menta marroquí que te permitirá reflexionar sobre lo rápido que en ocasiones nos tomamos la vida que se nos ha regalado. Este es solo el comienzo del aprendizaje.


2. India: este es un país donde todo se multiplica, los colores poseen una gran vivacidad, están en todos lados e inundan la mirada y el horizonte del viajero; allí es posible apreciar los olores y exóticos aromas que se prolongan por las calles, lo mercados y las viviendas hasta llegar al centro; el sabor de los platos y comidas se distinguen entre una gran variedad de especias combinadas por manos expertas, y los sonidos de los autos y la gente se escuchan de día y de noche. En todo este cumulo de sensaciones, los habitantes se ven sonrientes frente a la vida que disfrutan con total simplicidad. Si buscas encontrarte este puede ser un lugar ideal para ti ya que la India contrasta con el derroche de emociones que sentirás nada más estar allá.

3. Himalaya en Nepal: es un país habitado por hindúes y budistas que decoran sus viviendas, poblaciones y ciudades con flores, oraciones, ofrendas y aromas exóticos. Todo ese universo que el viajero creía conocer antes de llegar a Nepal se desvanece al visitar los templos y los ríos sagrados, con el pasar de los taxis o con los comerciantes de especias y niños sonrientes a cada paso. Este lugar es propicio para el recogimiento y encuentro consigo mismo. Disfrútalo, el recorrido hacia tu interior apenas comienza.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Facebook

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | GreenGeeks Review